viernes, 31 de diciembre de 2004

¿Y si pudiéramos apagar nuestras orejas?

¿Nunca habéis pensado, amiguitos, lo bonito que sería poder desconectarnos las orejas?
Entendedme, quiero decir que estaría muy bien, en determinadas situaciones, tener la posibilidad de desconectar nuestro sistema de recepción de audio, quedarnos a voluntad en absoluto y perfecto silencio.
¿Cuántas veces no nos hemos encontrado en una de esas situaciones en la que somos asaltados por ruidos de diversa índole y/o naturaleza? Que fantástico sería poder hacer "click" y aislarnos del todo.
Se me ocurre un claro ejemplo: el metro. Poder leer tranquilamente sin esa cacofonía de voces y ruidos...uffff...fantástico, ¿no?
O simplemente para dormir. En cualquier situación, me desconecto las orejas y hala, a dormir.
¿Será por la fecha que es que se me ocurre esta chorrez?

miércoles, 29 de diciembre de 2004

Hoy empieza todo

Para no ser menos que todos o casi todos los modernos que me rodean, me he decidido a crear esta cosa que no se mu bien aún que es.
Más o menos, veo que la idea es que sea una especie de diario y eso es lo que pretendo. Si, al mismo tiempo, a alguien le da por leerlo y le provoca aunque solo sea una sonrisilla, ya me doy por pagado.
Gracias, querido público.