miércoles, 2 de febrero de 2005

Los Goya, ¡qué gran sorpresa!

Este año todo el mundo se ha quejado porque Mar Adentro se lo ha llevado casi todo. Ahora bien, yo me pregunto, ¿acaso había algo más mínimamente decente? Y no me refiero a Almodóvar, que aún no se de que iba su peli.

El nivel de calidad del cine español ha sido lamentable este año salvo excepciones

Otra cosa es la gala en sí, que más parecía los premios de la fiesta del pueblo que otra cosa. Un rollo total, aburrido, mal hecho y mal realizado, sin ninguna gracia (para hacer lo que hizo la Caballé pones a Carmen Sevilla y sale más barato)

En fin, lamentable.

1 comentario:

Higronauta dijo...

Hace tiempo que perdí la fe en el cine español, y, para variar, no porque halla falta de ideas y proyectos novedosos y originales, sino porque en plena recesión como se encuentra, los productores (oh capital, mi capital) optan por la vía más segura: producir fotoclones de películas de los 4 Famosetes de turno, estrenándolas en cienes de salas e invirtiendo grandes millonadas en promoción, mientras, o bien no se llegan ni a rodar proyectos más que interesantes, o bien, si se ruedan, o no llegan a estrenarse o lo hacen en muy pocas salas (y con escasa publicidad), con lo cual sólo llega a un público más que minoritario, perpetuando así la industria cinematográfica que tenemos.