sábado, 21 de mayo de 2005

Ya hemos visto el Episodio III

George Lucas no va a cambiar. No va a aprender a ser un director de emociones y se va siempre a sentir más cómodo con la pantalla azul que con los actores.

En el Episodio III tiene mucho que contar para concluir la saga más famosa de la ciencia ficción y tiene poco tiempo (aunque dure la broma 2 horas y 20) Por eso algunos esperados momentos, como el paso de Anakin al lado oscuro, los resuelve a mi gusto demasiado rápido.
Casi de un fotograma a otro se vuelve más malo que Aznar.

A nivel argumental pues, el hombre se esfuerza en ligarlo todo de cara a la trilogía que ya conocíamos y olvida definitivamente los errores del Episodio I (esa peli, en lugar de perder el tiempo con el jodío niño, podría haber contado más cosas) aunque revela lo poco que ha evolucionado: algunos diálogos parecen escritos por un chaval de 18 años, en especial las escenas sentimentales. Tal vez alguien debería haberle echado una mano.



El espectáculo es de altura, empezando por una gran batalla y culminando en el duelo entre Anakin y Obi Wan, lo que será el nacimiento de Darth Vader.

A pesar de los errores, creo que es una buena película, que no desmerece la trilogía conocida y confirma el ascenso apreciable en el Episodio II. La verdad es que donde no llega la pericia de Lucas llega el talento de John Williams dando auténtica épica a la aventura.

Como en toda la saga, Lucas apunta a algunos males de la sociedad como la codicia o la fragilidad de la democracia y la fácil caída en manos de salvadores investidos por ellos mismos (Palpatine no deja de ser un golpista tipo Pinochet)

La verdad es que para mi, a la historia se le podía sacar más jugo, digamos más adulto y profundo pero ya no sería Lucas (aunque se atreve a remedar a Frankenstein en el nacimiento de Vader y hay más despanzurramientos) Aún así, el resultado no es malo.

Ahora, lo interesante viene después. ¿Qué pasa entre el final de esta y el Episodio IV?


2 comentarios:

Osano-Wo dijo...

Se te olvido mencionar algo que no es cosa de Lucas, y es el a momentos desastroso doblaje en castellano, yo no soy ningun experto ni nada por el estilo, pero me parece que podría estar mucho mejor. La pelicula me parecio muy buena, aunque me dejo con ganas de mas, quiza cada vez sea más complicado sorprendernos, no se, no me lleno del todo, quiza sea por aquello de que posiblemente (aunque me cueste creer que no vaya a hacer mas peliculas de Star Wars) sea el fin de esta gran Saga.

Sr.Cine dijo...

Hombre, es q yo la vi en VO. Pero seguramente la veré doblada otra vez, ya diré algo.