miércoles, 22 de junio de 2005

Dos de puzzles

Parece que se han puesto de moda en nuestra cartelera las películas con varias historias que hay que ir encajando. Últimamente he visto dos que ya llevan unas semanitas en cartel: 11:14 Destino “fatal” (que no “final”, como le sale a todo dios cuando no piensa) y Tapas. Verdaderamente, lo único que une a estas dos pelis es el estilo este de puzzle, pero me apetecía hacerlas a la par, hala.

11:14 es la hora fatídica en que suceden dos accidentes de coche, concretamente dos atropellos. Las víctimas y los atropellantes están sospechosamente relacionados entre sí, y eso es lo que vamos descubriendo a medida que va avanzando la peli (esto de empezar por el final también es otro recurso que utilizan bastantes pelis, recordemos “Memento”). La gracia es ir descubriendo la intriga, y ver qué ha sido de dos actores que tuvieron su época dorada mucho tiempo atrás (Henry Thomas, que en lugar de ser el niño de ET ahora se dedica a conducir un poco borracho), Patrick Swayze, (que ya no baila, sino que hace de padre atormentado que tiene barriguita y come sandwiches). Además, Hillary Swank tiene un papelito (realmente todos tienen un papelito, porque en eso sí que coinciden estas dos pelis, en que el protagonismo está súper repartido), que hizo antes de Millon Dolar Baby, y creo que en el cartel es el nombre que sale más grande (aprovechando el tirón). Otro de los protas es el hijo de Tom Hanks, Colin.
Greg Marks, el director que debuta con este film, pasa de una historia a otra de forma un poco brusca (unos cuantos planos fijos seguidos que duran milésimas de segundo, una musiquita en plan chan chan y venga, a por otra cosa), aunque la peli se deja ver. Un apunte: las almas sensibles que tengan cuidado con el punto gore (uno de los personajes pierde una parte muy importante de su anatomía, nunca meéis por la ventanilla de un coche en marcha chicos), aunque es muy cómica la escena en la que el poli descubre en el asfalto el miembro perdido. Qué susto.



Rollo muy diferente se trae Tapas, de José Corbacho y Juan Cruz, de la que ya hemos hablado largo y tendido. Tragicomedia, drama costumbrista, retrato certero de un barrio del Hospi... todas estas cosas se han dicho por ahí, todas buenas. La fusión de las historias es mucho más suave en este caso, aunque sólo en la velocidad: realmente la técnica es la misma (pones un plano fijo de un escenario vacío y ya está). Con “Tapas” me ha pasado un poco como con algunas comidas, que en el momento de verlas me han gustado pero luego, pensándolo bien, he llegado a la conclusión de que no eran para tanto. Los actores en general me resultaron bastante sosillos (a excepción de la Galiana, la abuela del “Cuéntame”, aunque bien mirado tiene un papel bastante parecido al de la serie). Igual que el coleguita Darío Paso, el coleguita del chico que trabaja en el súper). Y el final de alguna historia que se queda abierto... seguramente está hecho a posta, es sólo como si nos hubiéramos asomado a estas vidas un ratito, pero yo no pude evitar pensar ¿y ya está? En fin, de todas maneras no está mal, y si tuviera que elegir entre 11:14 y ésta me quedaría con esta, pero yo no sé si merece tanto bombo la cosa.




Ana B.

No hay comentarios: