miércoles, 26 de octubre de 2005

El caos se acerca

Estas semanas estamos asistiendo a dos espectáculos opuestos pero complementarios.

Por un lado, la derechona más fascista y antigua se ha rearmado y se lanza, ya sin careta, a la caza de todo y contra todo.

Por el otro, y alentado por esa misma fachenda, el auge del nacionalismo.

A propósito del Estatut, se discute si Catalunya es nación o no, si debe tener un cambio en su financiación, si la educación debe ser laica o no... ¿Realmente nos interesa o preocupa todo esto? ¿No sería mejor gastar energías en otras cosas más importantes?
No le resto relevancia, porque la tiene, pero a lo mejor estamos más acongojados por el precio de la vivienda, la inseguridad o la inmigración desbordante que por esos temas.

El caso es que la derecha franquista y castiza se desata en forma de injurias (la COPE es un claro ejemplo) e insultos varios que esconden el odio de las 2 Españas. Provoca todo esto que quien no sea nacionalista, solo por joder a estos mamarrachos, se haga más afecto a la causa que el propio Carod-Rovira.

A mi me preocupa que ese odio generado desde los medios afines y desde el PP acaba mal. Y un día tendremos un disgusto. Si el estado democrático no para los pies a algunos, vamos por mal camino.

4 comentarios:

porlacara dijo...

Están jugando a un juego peligroso los partidos políticos actuales. Fomentar la crispación social puede traer graves consecuencias, pero como ellos solo quieren soldados por su causa les dá igual.

El mejor político es aquel que no ha existido ni existirá.

josemi dijo...

Todos estan sembrando odio. Temo cuando llegue el tiempo de la cosecha

YoHannah dijo...

Evoco las palabras de Antonio Machado, ¡tan vigentes en estos días de torura facistoide que vivimos! y tan frescas: "Españolito que vienes al mundo, te guarde "dios" una de las dos Españas, ha de helarte el corazón... Y me parece mentira que después de todo lo llovido siga imperando la ignorancia que es el peor de los caldos de cultivo del facismo y de las dos Españas...
En fin, ¡País!

Felicidades por tu Blog.

Un saludo cordial

YoHannah

David dijo...

Ciertamente, se avecinan días tortuosos, días en que se oírán muchas cosas, y ninguna agradable para la gente de bien, por parte del franquista Jiménez Losantos y sus acólitos, con motivo de la discusión en el Parlamento español de la ley orgánica a través de la cual se podría aprobar el nuevo Estatut de Autonomia de Catalunya.
Desgraciadamente, el anti-catalanismo y el ultra-nacionalismo español son dos señas de identidad de aquéllos que claman contra tal documento. La idea de las dos Españas no está superada, ni mucho menos, ni lo estará hasta que ciertas personas herederas de las ideas más rancias del franquismo perezcan y dejen de oírse en los medios públicos. Pero lo que preocupa es el pensar... si salen, es que mucha gente les sigue.
Yo abogaría por la tranquilidad y el dejar trabajar a los parlamentarios, pero está visto que éso no es la forma de actuar de algunos, sobre todo cuando lo que se discute entra en frontal oposición con sus ideas - y ésto va para cualquier partido político -. En fin, lamentable la vida política en este país, y la división y las rencillas nunca olvidadas entre los partidarios de la izquierda y los de la derecha...