lunes, 3 de octubre de 2005

El fenómeno Torrente

El fenómeno Torrente alcanza cimas inimaginables. Se acaba de conocer la recaudación del primer finde de Torrente 3 y la noticia es que ha superado incluso al Episodio 3.
¿Qué está pasando? Aunque casi todo el mundo diga que es mucho peor que las anteriores, España acude en masa a reírse con Torrente.
Está claro que Santiago Segura es un tipo listo, que vende como nadie su producto. A mi me gustaría que usara la inteligencia que le supongo para reírse de otros y no siempre de los mismo, no se si me explico (p.e. de las hordas de pijos que acudían el viernes a cierto cine de BCN)
El primer Torrente tenía su dosis de crítica social que en la segunda parte brillaba por su ausencia y en la 3 se ve que desaparece. ¿Por qué no ataca por ahí Segura? Los fans le seguirán igual así que ¿por qué no se moja? ¿Duerme bien sabiendo que hace lo que hace cuando podría hacer algo más?

Con el colchón de la recaudación seguro que sí pero no se si su Pepito Grillo le deja tranquilo.

3 comentarios:

Woed dijo...

Yo quería ir a verla al cine, pero he leído varias críticas que vienen de personas con las que comparto criterio y dicen que "es mala de cojones".

Si le ha ido bien al Segura, me alegro por él, ahora se tocará los huevos durante 4 o 5 años para volver con la cuarta parte.

josemi dijo...

Yo confieso que fui a ver torrente 3 el sabado, asi que soy otro que ingresa las estadisticas.

Mi opinion? No, no es mala de cojones, es muy similar a la 2 parte, si te gusto la segunda, te gustara esta. Es mas de lo mismo, ni mas ni menos.

Como punto positivo, se acaba el festival de cameos que fue la 2, esta vez hay afortunadamente menos. Y como negativo, yo particularmen he echado en falta a un personaje como el de gabino diego o javier camara, esta vez torrente tienen muchos "ayudantes" pero no llegan a tener un personaje como los anteriores, asi que torrente se tiene que hacer todos los chistes.

David dijo...

Particularmente, tengo la saga de Torrente en mi lista negra de películas que nunca iría a ver, por su humor casposo y rancio. No me hace demasiada gracia que sea un exitazo de taquilla, pero éso es consecuencia de lo bien que Santiago Segura vende su producto. Está claro que es alguien extremadamente inteligente, lástima que el humor que exhibe no lo sea tanto, y se conforme con el chiste soez y fácil.