lunes, 10 de octubre de 2005

Sitges día 3, 11 de octubre

Lluvia y más lluvia. Todo el día mojado. Estoy mayor para esto.

Hoy se ha visto uno de los platos fuertes del Festival, la última de Jaume Balagueró: FRÁGILES. Sitges continúa siendo un certamen de preestrenos, ya que la película llega este viernes 14 a toda España, y fiel a la cita con Balagueró.




El hospital infantil de Mercy Falls cierra después de un siglo de servicio. Amy, una joven enfermera de Londres que llega para ayudar en el traslado, se encuentra que los niños están nerviosos y asustados. Algunos de ellos hablan de una presencia extraña, “la niña mecánica”, que vive en la tercera planta.

El reparto de la peli está compuesto por Calista Flockhart, Elena Anaya y Richard Roxburgh (el duque de MOULIN ROUGE)



Para mi es la mejor peli del director. Todo (o casi todo) lo que chirriaba o no cuadraba en DARKNESS ha sido solventado. El reparto crea personajes creibles y el tono más mesurado, maduro, favorece a la película. La producción es de altura y Balagueró sigue demostrando cómo rodar a altísimo nivel. Atención a una gran Calista Flockhart. ¿Qué le falla? Sobra un poco de artificio al final, pero la entrada de lo emotivo queda muy bien.


También hemos visto SHUTTER, el nuevo éxito del terror asiático. Todo comienza cuando una pareja atropella a una chica y huye sin socorrerla.



Esto es una vuelta de tuerca más o fotocopia del cine de terror asiático post-RINGU:fantasmas vengativos, sustos cantados, pelos largos y negros (sí, otra vez), etc. Es una peli muy discreta que huele a ya vista. Será por eso que los americanos han comprado los derechos.


Adrien Brody y Jennifer Jason Leigh protagonizan THE JACKET, un viaje psicodélico sobre un hombre que vuelve de la guerra del Golfo amnésico y acusado de asesinato. Recluido en una clínica y, sometido a los experimentos del doctor Becker, el hombre emprende un viaje al futuro a lo largo del cual presenciará su propia muerte con 4 días de antelación.



Muy buena peli, en plan viajes al futuro con máquinas del tiempo pelín raras. mantiene el interés gracias al gran trabajo de Adrien Brody y, una de mis debilidades, Keira Knightley.

Y hoy se entrega un premio cuanto menos curioso, la “María de honor” al productor Julio Fernández. Sitges sigue rindiendo pleitesía a Filmax quién sabe en pago de qué. Si el mérito de Fernández es vender películas infumables a mil y un mercados internacionales, pues adelante con el premio.

No hay comentarios: