jueves, 9 de marzo de 2006

Estrenos post-Oscar

Finiquitados los Oscar, este viernes los estrenos no son demasiado interesantes. Pero a lo mejor nos llevamos alguna sorpresa, ¿quién sabe? Destaco estos títulos:

Cargo es un claustrofóbico thriller escrito por Paul Laverty –guionista habitual de Ken Loach- y dirigido por el premiado documentalista Clive Gordon que se desarrolla en un carguero que navega hacia Europa.

Chris (Daniel Brühl, Good Bye Lenin) es un joven mochilero que viaja por África buscándose la vida gracias a su desparpajo y astucia. Pero su viaje se trunca súbitamente cuando al robar un brazalete en un mercadillo acaba, tras una trifulca con la policía, sin pasaporte y sin medios para volver a casa. En un bar del puerto coincide con un inquieto grupo de marineros que discuten sobre una carga ilegal que planean llevar a Europa. Son los marineros del Gull, un carguero que parte al día siguiente hacia Marsella, capitaneado por el enigmático Brookes (Peter Mullan, Mi nombre es Joe). Chris, consciente de que esta es su única oportunidad de llegar a casa, decide subir al barco como polizón. Luis Tosar (Te doy mis ojos) completa el reparto.

Este es el argumento de Tristán & Isolda, la vuelta al cine de aventuras del director de Robin Hood príncipe de los ladrones:

Tras la caída de Roma, los jefes militares de Inglaterra mantienen a raya a las fuerzas del rey irlandés Donnchadh. Uno de esos líderes, Lord Marke (Rufus Sewell, Dark City) pretende unir a las tribus inglesas para formar una fuerte nación que se gobierne por sí misma. Su caballero más importante es Tristán (James Franco, Spider-Man), a quien Marke ha criado desde que ése se quedara huérfano tras un ataque irlandés en el que también murió la familia de Marke. Con Tristán a su lado, Marke cree que puede unificar a su gente y liberar Inglaterra del dominio irlandés. Pero Tristán alberga un terrible secreto… Herido y dado por muerto tras una batalla, es cuidado hasta que sana por Isolda (Sophia Myles), una misteriosa y guapa irlandesa que lo esconde de su padre, el rey Donnchadh, y de sus ejércitos y le devuelve la vida.

Ante semejante panorama lo mejor que podemos hacer es ir a ver El castillo ambulante y disfrutar. O bien Orgullo y prejuicio, que es de-li-cio-sa.

No hay comentarios: