miércoles, 19 de abril de 2006

Tom Cruise nos sorprende otra vez

Gracias a Tom Cruise, el mundo descubre cada día un nuevo rito de la cienciología.

En esta ocasión, semejante dicha se debe al nacimiento de su primer hijo biológico, una niña que vino al mundo ayer en Los Ángeles y que el actor y la madre, Kati Holmes, han decidido que se llame Suri, un nombre hebreo que significa princesa y puede traducirse también del farsi como rosa roja.
Pero la sorpresa cienciológica es otra.

Cruise ha hecho saber que, tras este parto que ha vendido por fascículos desde que Holmes se quedó embarazada, se comerá la placenta (una ingestión que, gracias a su valor nutritivo, puede actuar de reconstituyente tras dar a luz).
"Me comeré la placenta y el cordón", dijo el actor en GQ antes del parto de Suri, que, según explicó el portavoz del actor en un comunicado, pesó al nacer 3,4 kilos y mide 50,8 centímetros.
"La madre y la niña se encuentran bien", señala la nota difundida por el actor.En varias ocasiones, Cruise, de 45 años, ha declarado que se casaría con Holmes, de 27, una vez que naciera la criatura. El pasado fin de semana, además, anunció que su pareja se había convertido a la Iglesia de la Cienciología, y desmintió que Holmes no pueda usar medicamentos: "Lo que ella quiera, lo tendrá".

El protagonista de Misión imposible tiene otros dos hijos, Isabella y Connor, adoptados con su exesposa, Nicole Kidman. No consta que comiera nada de ellos.

No hay comentarios: