viernes, 6 de octubre de 2006

Sitges día 1

Arranca el Festival de Sitges, como siempre montando las cosas a última hora y estableciendo prensa de primera y de segunda. Nada nuevo.

Un servidor se lo tomará este año con bastante calma. Hoy dos pelis:

PULSE

La tecnología cada vez nos domina más, eso es evidente y ha sido objeto de diversas pelis o novelas. En este caso, remake americano de una peli japo, la tecnología inalámbrica es el camino por el que se cuelan en el mundo de los vivos espíritus con mala leche.
Los protas son unos jóvenes que se van dando cuento que algo no va bien en su ciudad cuando sus colegas se suicidan y las calles quedan cada vez más vacías. Investiga que te investiga llegarán al meollo.
Peli de sustos vistos mil veces, con muy poquito interés más allá del punto de partida. No se cómo era la original pero esta es más bien floja.

EL LABERINTO DEL FAUNO

Guillermo Del Toro es un director interesante que, a mi juicio, ha funcionado muy bien cuando ha trabajado en España, como muestra El espinazo del Diablo. Con El laberinto… retoma la época (posguerra Civil) para dar entrada a un cuento sobre la pérdida de la inocencia pero sobre todo sobre la necesidad de no seguir a pies juntillas el pensamiento único.

Del Toro presenta a una madre viuda a punto de dar a luz y su hija que llegan a un molino donde manda y mata el capitán Vidal. Allí los fascistas tratan de mantener a raya a los guerrilleros que se ocultan en el bosque. La niña encuentra un extraño laberinto en el que viven seres fantásticos como un fauno o unas hadas. El fauno le dice a la niña que deberá pasar tres pruebas para probar que es una princesa inmortal.

Los tres actores principales delante del mar en Sitges: Sergi López, Ivana Baquero y Ariadna Gil

La película tiene diversos méritos, mayoritariamente en el terreno visual. El mundo mágico no aparece tan idealizado como era de presumir sino que Del Toro ha a apostado por un mundo fabuloso más realista. Su discurso ideológico también está claro, como decíamos, defensor de la libertad para elegir, sea creer en los cuentos o creer en otra forma de gobierno.

Sin embargo, no siempre acaban de interesar las dos historias, como si les faltara un poco de intensidad y acabaran diluyéndose sin funcionar la fusión. Solo en la parte final la película alcanza su mayor emoción.

Del reparto poco se puede comentar ya que todos realizan un buen trabajo.

Los actores acompañan al director, Guillermo Del Toro

No hay comentarios: