domingo, 31 de diciembre de 2006

BABEL

¿Qué hace que una peli goze de tan buena prensa? ¿Qué provoca que se instale ya entre lo mejor del año?

El director de Amores Perros y 21 gramos me había gustado en estos trabajos anteriores a Babel; más con la historia a tres Sean Penn-Naomi Watts-Benicio Del Toro que con la primera. En estos precedentes, Alejandro González-Iñárritu apostaba por las historias duras, de vidas cruzadas y montaje alterno.

En Babel no hay nada nuevo bajo el Sol, como ya se ha dicho. Y a mi modo de ver nada nuevo tampoco hay en su temática: no cuenta nada que no hayamos visto ya, no tiene más interés que un puñado de buenos actores y una realización competente.

Babel cuenta tres historias: una pareja de turistas norteamericanos en Marruecos (ella recibe un balazo en medio del desierto); su asistenta en los USA que se lleva a sus hijos a una boda; una joven japonesa perdida entre la sordera que padece y la muerte de su madre.

El interés de las historias es desigual; algunos giros de guión se podrían evitar; otros momentos son previsibles. La unión entre las tres historias tampoco me parece demasiado original. Ya se ha visto en otras pelis, ese efecto mariposa famoso.



El reparto tampoco me parece excepcional. He visto mejor a Brad Pitt en otras pelis y no superan en absoluto al trío de actores de 21 gramos.

Todo lo escrito arriba no dice que la peli sea horrible; simplemente muestro mi decepción por un director y una película, a mi juicio, prematuramente encumbrados.

No hay comentarios: