domingo, 3 de diciembre de 2006

Dejà vu

El dejà vu es esa sensación que muchos de nosotros hemos sentido alguna vez cuando pensamos que una determinada situación ya la hemos vivido.

La nueva peli de Tony Scott tras el bodrio de Domino toma este tema como excusa para fantasear con los viajes en el tiempo con el objetivo de impedir un atentado. Es como si a Jack Bauer le envíaramos al pasado para, en 24 horas, impedir los atentados del 11 de septiembre.

Denzel Washington encarna con su habitual sobriedad al prota, un agente de la ATF que se ve metido en un lío temporal mientras se enamora de una víctima y acaba con el malo de turno.


La película es una excelente cinta de acción que mantiene alto interés y acción deparando momentos tan logrados como una persecución de coches que sucede en pasado y presente ¡a la vez!

Que la historia sea un poco liosa o el final facilón se le perdonan.

No hay comentarios: