viernes, 15 de diciembre de 2006

Eragon

Se anuncia como la nueva saga fantástica en la línea de El Señor de los Anillos o Las Crónicas de Narnia. Ha vendido tanto como Harry Potter.

Pero ¿y la película qué tal está? Pues me parece muy flojita, pelín cutre y la historia recuerda a la saga Tolkien pasando por Star Wars y se nota que está escrita por un chaval de 20 años. El motivo del éxito se me escapa por completo.

Eragon no tiene ni épica ni emoción. Abusa del plano aéreo a lo Peter Jackson y o está muy recortada (las cosas pasan demasiado deprisa) o el montaje es un churro. A nivel de espectáculo tampoco impacta. Los efectos son del montón, el dragón no está mal pero los hemos visto mejores, la acción es bastanta burda y cutrilla.



Por no tener no tiene ni buen reparto; o lo tiene y lo desaprovecha. ¿Qué pinta John Malkovich que sale en dos o tres planos? ¿Y Jeremy Irons podía tener un papel más tópico? Y Robert Carlyle hace lo que puede con su papel de malo.

Y el prota es de lo más soso que he visto en mucho tiempo.

Por no estar bien no lo está ni el músico Patrick Doyle: Eragon no pasará a la historia por su música. Y creo que no pasará a la historia por nada.

No hay comentarios: