sábado, 3 de marzo de 2007

Inland Empire

Inland Empire es la sublimación de David Lynch. El Maestro pasa por completo de la coherencia y compresión de su argumento y ataca donde prefiere: el mundo del sueño y/o pesadilla se adueña del desmesurado metraje, realidad y ficción vuelven a darse la mano en lo que puede ser una obra maestra o una nueva tomadura de pelo de Lynch.

Explicar Inland Empire es imposible. Yo no entendí absolutamente nada y, cuando crees entrever alguna explicación, el bueno de Lynch te la cuela y te deja de nuevo perdido. Es una peli de sensaciones reconocibles. Está casi todo el muestrario de este director raro entre los raros, desde los pasillos oscuros donde no pasa nada y aún así crea en el espectador una sensación de tensión/terror, hasta los personajes que parecen directamente lobotomizados.

Inland Empire es cine dentro de cine, es una mujer dentro de otra, es desmesura, es absurdo, son conejitos de peluche en una casita diminuta (¿??), son luces, son sombras…

Bienvenidos al mundo de David Lynch. O lo odias o lo amas. O un poco de ambas cosas.

No hay comentarios: