martes, 17 de abril de 2007

'Spider-Man 3' se presenta en Japón

Spider-Man 3, en la que el Hombre araña combate contra su lado oscuro, se ha proyectado este martes en Tokio y desde allí prepara el asalto a las taquillas de todo el mundo el 4 de mayo. La cinta ha emocionado incluso a sus propios actores, que han reconocido este lunes sentirse orgullosos de formar parte de un proyecto llamado a ser una de las películas más taquilleras del año.

Spider-Man 3 ha atrapado a los japoneses tras el estreno mundial, el lunes, por todo lo alto en Tokio, y además ha enloquecido a los fans. "Vi la película por primera vez ayer y estoy muy contento con el resultado", ha comentado este martes en rueda de prensa Tobey Maguire, actor que encarna a Peter Parker y al Hombre Araña, tras el estreno.

"Este país es un gran anfitrión y ha sido bonito ver cómo la gente se ha entusiasmado con la película", ha señalado Thomas Haden Church, que interpreta a El arenero, uno de los enemigos del superhéroe.


Sony Pictures Entertainment, división cinematográfica de la multinacional japonesa Sony, ha elegido esta vez Tokio para el lanzamiento de las nuevas aventuras del Hombre Araña, en un momento en el que las grandes productoras estadounidenses ven la necesidad de volcarse en la promoción en el mercado nipón, el segundo más importante del mundo tras Estados Unidos.

En 2006 las películas japonesas facturaron más que los largometrajes extranjeros que se proyectaron en Japón, según ha informado el diario Nikkei, algo que no tiene precedentes en los últimos 21 años.

Sony ha invertido 2,5 millones de dólares en la puesta en escena, con pantallas gigantes incluidas, en Roppongi Hills, uno de los complejos comerciales y de ocio más conocidos y lujosos de Tokio. El estreno de Spider-Man 3 se ha convertido así en el más caro organizado en Japón, por delante de la última versión de La Guerra de los Mundos, protagonizada por Tom Cruise, que se proyectó en 2005.

El director de la saga, Sam Raimi, ha explicado que su intención para la tercera parte de Spider-Man era "contar cómo continuaba la vida de los personajes y comprobar cómo Peter Parker evoluciona para ser el hombre que puede llegar a ser, un viaje en el que estamos todos".

En esta entrega, el Hombre Araña lucha contra su lado más siniestro al ser poseído por una sustancia negra que transforma su traje y su comportamiento. "Ha sido interesante explorar esta nueva faceta del personaje", ha afirmado Maguire.

En Spider-Man 3, Peter Parker (Tobey Maguire) tiene que redescubrir quién es realmente, mientras trata de conservar a su novia, Mary Jane (Kirsten Dunst), y se enfrenta a dos nuevos enemigos: Sandman (El arenero) y Venom.



Dunst ha asegurado que "es difícil actuar en este tipo de películas", más aún si se tiene en cuenta que desde la primera entrega hasta la actual -"que no la última", puntualizó la actriz-, han pasado cinco años.

Spider-Man 3 está llamada a liderar la lista de las películas más taquilleras del año, después de que las dos primeras recaudasen más de 1.600 millones de dólares. Hasta el momento, la saga se encuentra entre las más rentables de la historia, aunque detrás de Harry Potter, El Señor de los Anillos, La Guerra de las Galaxias o Parque Jurásico.

Spider-Man 3 competirá mano a mano este año con la tercera secuela de los exitosos Piratas del Caribe, que se estrenará en mayo en EEUU y Japón, donde ya se espera a Johnny Depp y Orlando Bloom.

No hay comentarios: