jueves, 28 de junio de 2007

UN ENGAÑO DE LUJO

Se nos anuncia como una comedia como las de antes, una de esas historias clásicas tipo Desayuno con Diamantes. Vamos, que solo le falta la música de Henry Mancini.

La verdad es que algo de eso hay pero tampoco es para tanto. El resultado es muy agradable, pasas un buen rato e indudablemente la pareja protagonista (ese cuasi Buster Keaton + Jerry Lewis y la nueva Audrey Hepburn) funciona muy bien.

Una confusión evoluciona hacia una historia de pequeños timos, en realidad, se convierten los protagonistas en acompañantes de ricachones con mucho dinero para gastar y mucha soledad.

Si Audrey Tautou muestra su cara más sexy, vestida con unos diseños que le quedan como un guante aún en su delgadez, es el coprotagonista quien sorprende pues realmente acaba cayendo muy bien.




En suma, una fábula, un cuentecillo (la película obvia lo más sórdido) filmado en agradables escenarios de lujo y verano perpetuo, para recordar cómo era el cine antes de la decadencia de la comedia.

No hay comentarios: