martes, 24 de julio de 2007

NEXT


Llega un momento en que este más que correcto entretenimiento sufre el mal del guionista que o no sabe acabar la historia o se cree muy original. Podríamos llamarlo el efecto Shyamalan, si esto no fuera una herejía absoluta.

Next se basa en un relato de Philip K. Dick, seguro que solo en el título y poco más. Tenemos a un mago de Las Vegas que ve el futuro, exactamente dos minutos. El FBI le busca para que les ayude a capturar a los terroristas de turno, porque Jack Bauer está ocupado. Pero el mago está más preocupado por conocer a la chica de sus sueños que, mira tu por dónde, le permite ver más minutos del futuro.

Como decía, la película ofrece un buen entretenimiento. Lee Tamahori, el director de uno de los mejores Bond, sabe filmar con gancho las escenas de acción y filma algunas buenas secuencias demostrando el poder del protagonista. Es, hasta cierto punto,un sano divertimento.

Pero llega la parte final y... La sensación es que nos han timado pero en el mal sentido. ¿Os acordáis de esas pelis donde al final dudamos de lo que hemos visto pero de manera burda? Pues por ahí va.

Una lástima.

No hay comentarios: