viernes, 13 de julio de 2007

Ya he visto RATATOUILLE



El estreno de la última de Pixar siempre debería marcarse en rojo en la agenda de cualquier aficionado al cine. Es una apuesta que nos reconcilia con la sana diversión, los personajes carismáticos y la excelencia técnica.

No será hasta el 3 de agosto cuando se estrene en nuestro páis Ratatouille pero un servidor ha podido acceder a un pase esta mañana. El resultado, como podéis suponer, no defrauda las expectativas.

Ratatouille tiene dos ventajas: va de comida, de buena comida, y eso en general gusta, y también tiene a París como suculento escenario.

Es la historia de una rata que no se conforma con seguir la tradición y prefiere la buena comida. No se preocupa por la cantidad sino por la calidad. Un buen día, se separa de su familia y va a parar a París, a un afamado restaurante venido a menos desde la muerte de su chef fundador. La rata se revela como un gran cocinero ayudando a un joven inexperto que entra a trabajar en el restaurante.

La película tiene todo lo que podemos esperar de ella: momentos emocionantes, momentos muy divertidos y momentos trepidantes. Es increíble, si no fuera porque nos tienen bien acostumbrados, el nivel de detalle y la perfección de los escenarios y personaje.
Si pensáis que el colmo de la expesividad es el gato de Shrek... id a ver esta peli y veréis lo que es bueno, en la mirada o los gestos de cualquiera de las ratas.


Otros momentos destacados son las escenas de acción: apabullantes. La sensación de vértigo es increíble y el nivel de detalle merece verse (fijáos solo en los reflejos del agua en las paredes o en los reflejos en el metal) Por no hablar del pelo de los bichos, mejorado respecto a Monstruos SA.

Y no olvidemos los escenarios, la primera vez que aparece París en todo su esplendor es emocionante de verdad.

Se puede decir que el grado de sorpresa ya no es el mismo que, en por ejemplo Toy Story, pero no cabe duda que la gente de Pixar no deja de superarse y sorprendernos.

No os la podéis perder.

No hay comentarios: