lunes, 8 de octubre de 2007

LA EXTRAÑA QUE HAY EN TI

Se ha comparado mucho la última peli de Jodie Foster con la saga justiciera de Charles Bronson. Me parece completamente gratuita esta idea una vez vista la peli. Recuerdo ese momento preciso de La joven del agua en el que uno de los personajes señala como al más arrogante de los presentes: el crítico de cine. ¿Por qué? Porque supone que siempre sabe cómo reacciona cualquier personaje.


Cualquier presona que haya tenido un susto en la calle (un robo, una agresión, una situación incómoda) sabe que esa sensación de peligro tarda en desaparecer. Pues imaginad qué puede pensar el personaje de Jodie Foster cuando le han dado una paliza de muerte y se han cargado a su novio. En el NY posterior al 11-S (o en cualquier gran ciudad) el miedo está ahí y si tienes la posibilidad de defenderte con un arma puede ser una salida. La locutora Erica Bain se aferra a ello como salvavidas y se da cuenta de lo fácil que es matar a alguien sin que te tiemble demasiado el pulso.

Neil Jordan presenta una interesante propuesta, excelentemente interpretada por Foster y el coprotagonista Terrence Howard que va desgranando la evolución del personaje central y la investigación policial. Lo mejor acaba siendo la relación entre los dos personajes, cada uno con su historia particular, y la manera en que está contada la peli.

Otra cosa es el final. Pero lo que es indudable es que el debate que genera la peli está ahí y es difícil ser categórico. Por eso el reduccionismo de cierta crítica me parece absurdo.

No hay comentarios: