viernes, 26 de octubre de 2007

LAS TRECE ROSAS


Historias de la guerra civil española hay muchas. El cine ha contado algunas pero quedan muchas por contar que no deberían caer en el olvido. Dicho esto, el espectador medio huirá como de la peste de otra peli española sobre la guerra civil. El de izquierdas aplaudirá la propuesta; el de derechas la tachará de oportunista y partidista.

Lo cierto es que la Historia es la que es, aunque siempre la cuenten los mismos. Lo que cuenta Las 13 rosas sucedió, guste o no. Franco era un dictador miserable que murió en un hospital y al que no le tembló el pulso para fusilar a trece chicas que sin comerlo ni beberlo se encontraron en prisión. La película de Martínez-Lázaro tiene dos partes: una, más tópica, con los buenos y los malos, la época bien recreada, el esbozo de los personajes; la segunda, es más emotiva y para mi emocionante.

La detención de las chicas, su paso por el calabozo, la condena, de forma irresistible conecta con el espectador enfrentado a la sinrazón y a un servidor le emocionó en más de un momento. Y pone los pelos de punta pensar que han suavizado la realidad...

Como dice uno de los personajes, que no se olvide, que se recuerde esta historia. Solo por eso merece la pena la peli, además de su calidad cinematográfica.

Y lo que aún queda por contar, pese a quien pese.

1 comentario:

Artfighter dijo...

Francamente, la peli me pareció un bodrio, salí del cine indignado.
El problema no es que sea de la guerra civil, es que es mala con ganas.

Y eso sólo como película, porque si me he de poner a opinar sobre su tesis política (y soy de los que según tú, salimos encantados del cine) la destrozo.

Aparte de eso, ¡Animos con el blog!

Salud!