domingo, 14 de octubre de 2007

PROMESAS DEL ESTE

Después de lo bien que les fue a ambos con Una historia de violencia, David Cronenberg y Viggo Mortensen vuelven a reunirse en una nueva historia de violencia centrada en la mafia rusa en el Londres menos turístico.

La película nos descubre ese mundo de negocios ocultos a través de la preciosa mirada de Naomi Watts, una mujer corriente que accidentalmente entra en contacto con ese ambiente de violencia, honor y crimen. Ella nos conduce por callejuelas y lujosos salones, muestra los códigos que utilizan en esa organización mafiosa mientras desarrolla la historia humana de su personaje y el de Viggo Mortensen, aspirante a capo que parece impasible ante todo, aunque guarde un as en la manga.


Un poco como en El Padrino, la sobriedad y la contención dramática, son las armas de Cronenberg, que solo estalla puntualmente en un par de violentas escenas.
El resto es todo perfecto: todo está en su sitio, nada desentona, el reparto es magnífico. Todo ello hace de esta Promesas del Este una opción muy recomendable.

No hay comentarios: