domingo, 7 de octubre de 2007

Sitges, día 4

A pesar del tiempo que invita más a estar en la playica que viendo pelis, yo soy un profesional y me he visto dos pelis hoy.

López Gallego, director de El rey de la montaña. posa junto a los actores protagonistas de la película, María Valverde y Leonardo Sbaraglia, hoy en Sitges

Una española, que está muy bien aunque me recuerda a una peli francesa de hace poco pero no recuerdo el título. El rey de la montaña es la historia de un hombre que viaja por carreteras perdidas para hacer las paces con su novia. En una gasolinera encuentra a una chica y la sigue hasta perderse en el bosque. Recibe un tiro de no sabe quién y entonces empieza su pesadilla.


Jugando con temas conocidos por el aficionado al género, la película consigue una elevada tensión hasta descubrir su sorpresa, el porqué de esa caza del hombre. Hasta ese momento, el asesino se convierte en una amenaza invisible. Cuando se muestra, el motivo es aún más terrorífico. Y ahí es dónde coincide con esa peli que mencionaba antes. Leonardo Sbaraglia y María Valverde bordan sus papeles y contribuyen a que el resultado final de la peli sea muy alto.

Dentro de la sección de preestrenos, hemos visto una divertidísima comedia de acción que se estrena en España el 19 de octubre como Arma Fatal.

Hot Fuzz es obra de los artífices de Zombie’s Party (Shaun of the Dead) y se vuelcan ahora en el cine de acción con una buddy-movie cargada de testosterona y de ese endiablado sentido del humor que les caracteriza. La historia tiene como protagonista a Nicholas Angel, un eficiente policía londinense al que sus superiores acaban de exiliar en el remoto pueblo de Stanford por temor a su éxito. Poco hospitalario, el pueblo pronto se verá envuelto en una serie de crímenes perpetrados por un misterioso asesino.

Como decía, peli tremendamente divertida, repleta de buenos momentos y que funciona tanto como comedia como peli de acción, porque hay tiros para dar y vender. Atención al reparto y a los pequeños cameos. Cuando se estrene, no os la perdáis a pesar de su horrible título español.

No hay comentarios: