domingo, 28 de octubre de 2007

SUPERSALIDOS


En las últimas semanas estamos sufriendo un extraño virus que provoca en la mayoría de críticos de cine un estado de estupidez tan acentuado que les lleva a aplaudir películas que en buena lógica no pasan de correctas. Puede ser que estemos tan saturados de pelis horribles que una que tiene cierta calidad nos parezca ya una obra maestra pero creo que debemos valorar cada peli por sí sola.

Supersalidos se ha recibido como la comedia adolescente que va más allá de American Pie. Que me perdonen pero yo creo que es más de lo mismo, o sea diálogos imbéciles de tetas y culos, con una parte final más acertada pero tampoco propia de la obra maestra de la comedia.

La primera parte de la peli es insufrible, con el trío protagonista dale que te dale al sexo hablado. Yo estuve a punto de irme del cine porque no me interesa nada esta dinámica.
Afortunadamente la cosa mejora cuando los protas se dedican a buscar alcohol para una megafiesta y uno de ellos se junta con unos policías. Aquí sí tenemos algunos momentos destacables que entroncan con las típicas pelis de personajes perdidos en la noche a los que todo les sale mal.

Y al final hay también una pequeña, solo pequeña, reflexión sobre el fin de la adolescencia y los amigos que se separan.

Lo dicho: todo en su justa medida.

2 comentarios:

seleucus dijo...

A ver si tengo tiempo de ir al cine. Debe ser descojonante.

Sr.Cine dijo...

Tanto como eso no...xD