domingo, 4 de noviembre de 2007

EL CASO WELLS

Al salir de ver esta peli uno no puede más que pensar que vivimos en un mundo horrible y terrorífico. No es precisamente optimista este descenso a los infiernos de la novata que quiere ocupar el puesto de Richard Gere como encaragada de vigilar a agresores sexuales.

Siempre he defendido que el mayor terror lo provoca la realidad. Conocer el número de este tipo de agresores que puede haber en un territorio pequeño de EEUU da miedo, y estos solo son los censados; saber que en otros países como el nuestro estos sujetos no están tan controlados pone los pelos de punta.

El caso Wells (título original The Flock, algo así como "el grupo") es una aplicada peli tipo Seven o El silencio de los corderos, solo que aquí el o los psicópatas son más corrientes pero igual de peligrosos o más. La trama nos sumerge en un submundo similar al que se le aparecía a Nicolas Cage en Asesinato en 8 mm, el mundo de lo bizarro, del porno más extremo, de la violencia sin sentido, del secuestro y la violencia contra adolescentes.


El resultado es correcto y se sostiene por el trabajo de Gere y Claire Danes y por la realización aplicada del director de Infernal Affairs, la peli que Scorsese copió en Infiltrados. Quiere plantear algún que otro dilema moral pero ni mucho menos con la solvencia de, por ejemplo, Ben Affleck en Adiós, pequeña, adiós, otra peli de desapariciones.

No hay comentarios: