viernes, 9 de noviembre de 2007

ELIZABETH: LA EDAD DE ORO

Prácticamente el mismo equipo de Elizabeth regresa con la narración de otra etapa en la vida de la llamada Reina Virgen. En este caso, la soberana se enfrenta a sus propios temores y deseos además de hacer frente a la amenaza de la España de Felipe II.

Elizabeth descubría a una actriz llamada Cate Blanchett a la vez que le reportó diversos premios. Desde entonces mucho ha llovido pero en Elizabeth la edad de oro el talento de esta actriz ha quedado reafirmado. Su dominio del personaje, de la escena, su dicción, es tan magnífica que uno no puede más que simpatizar con su personaje. Blanchett sabe ser frágil y segundos después airada con la misma convicción. Su trabajo eleva notablemente el nivel de esta película.


Junto a ella, la habitual excelencia de Clive Owen, Geoffrey Rush o Samantha Morton. Más discutible es la recreación de Jordi Mollà de Felipe II o el retrato simplista de los españoles, pero sí se agradece que los españoles no hablen en inglés, aunque algunos tengan acento de Tijuana.

Pero además de esto, la película resulta un muy entretenido relato que une historia personal (esa reina que vive casi secuestrada de sí misma) y épica (la libertad frente al oscurantismo religioso) Si en la mayoría de pelis advertimos exceso de metraje, aquí es lo contrario. Da la sensación de que duraba más y se ha recortado mucho. Algunos pasajes y personajes merecían más minutos.

A nivel visual, el director filma con elegancia dejándose llevar por la riqueza de vestuarios y escenarios. Si la peli precedente era de imagen casi histérica,crispada, aquí se rebaja un tanto aunque en su parte final parece contagiarse de la turbulencia interior y exterior de la trama.

2 comentarios:

rrey dijo...

¿Soy yo el unico que piensa que Cate Blanchet tiene ese "algo" de las antiguas estrellas clásicas de Hollywood? Siempre está fenomenal en sus interpretaciones, ha ido mejorando aún más con los años y tiene ese resplandor y esa presencia en escena que muy pocas actrices tienen

Sr.Cine dijo...

Coincido