domingo, 30 de diciembre de 2007

AMERICAN GANGSTER

Las comparaciones suelen ser odiosas, aunque inevitables. Comparar la última de Ridley Scott con El padrino es exagerado, porque tampoco es eso, pero sí que tiene algún punto de contacto. Como, por otra parte, el 90 por ciento del cine de mafiosos.

La película es excelente y un solvente retrato del auge y caida de un mafioso negro a la vez que retrata una época marcada por la guerra de Vietnam y el tráfico de drogas. Te engancha desde el primer minuto gracias a un ritmo bien sostenido durante sus dos horas y media, a una realización eficaz y al gran trabajo de Washington y Crowe bien arropados por el resto del reparto.


A mi me recordó a esas pelis de policías que se hacían antes, a esa French Connection que citan en la peli o a series tan sólidas como Hill Street. Por supuesto, pensar en Scorsese tampoco está de más. El mérito de Ridley Scott es subirse a ese carro con humildad intentando contar tan bien como sea posible la historia dando la dosis justa de historia policial y mostrando la vida de sus protagonistas.

Denzal Washington está perfecto como ese gángster familiar y despiadado con sus enemigos mientras que Russell Crowe sigue demostrando su valía como poli íntegro.

No hay comentarios: