sábado, 15 de diciembre de 2007

DESEO, PELIGRO

Ang Lee es uno de esos directores que a mi juicio han tendido la suerte de caer en gracia a la crítica que tiende a sobrevalorar su cine, incluida la exitosa peli de los cowboys homosexuales.

Su última peli, Deseo, peligro, va por este camino. He leído y escuchado críticas que alaban lo bien hecha y lo bien contada que está la película (¡vaya mérito!) y que sus comentadas escenas de sexo (más explicitas de lo habitual) desvelan el verdadero carácter de los personajes (ahora se dice así) Francamente, yo titularía la peli como Aburrimiento, tedio.

La película muestra a una joven actriz que se une a un grupo de disidentes en la China ocupada por Japón. Su objetivo es engatusar a un violento colaboracionista y quitarlo del medio a la primera oportunidad.


Esta mínima historia, la relación de fingimientos entre los dos protagonistas, una suerte de malsana historia de amor que solo se revela en los momentos íntimos donde no hay sitio para la mentira, al señor Lee le ocupa la friolera de dos horas y cuarenta minutos. A mi me sobra casi una hora de peli, interminables partidas de una especie de dominó incluidas, reiteraciones narrativas también.

No niego que tenga algún momento intenso donde la combinación de imagen, música y actores funcione pero esto queda diluido en el sopor general.

No hay comentarios: