miércoles, 26 de diciembre de 2007

DIARIO DE UNA NIÑERA

Los mismos que alabaron American Splendor, la anterior película de los realizadores de Diario de una Niñera les critican ahora. Es algo habitual: la primer peli mola, en la segunda se han vendido.

Yo creo que tampoco es para tanto. A mi American Splendor me aburrió bastante y esta me ha gustado. La película comienza como una especie de estudio antropológico que su protagonista dedica a la alta sociedad de NY. Vemos al principio distintas representaciones de las mujeres adineradas de la ciudad mientras su protagonista no tiene muy claro qué modelo será ella.
En este período de duda acepta trabajar de niñera para una pareja de pasta que desatiende a su hijo mientras el marido se lía con cuantas puede y la mujer se niega a sí misma.


La mala leche que destila el inicio de la peli se diluye un poco conforme avanza su metraje pero siempre resulta una peli entretenida, divertida y a ratos punzante. A lo mejor hubiera sido deseable más dureza en el tratamiento de la pareja de ricachones pero sí consigue mostrar con precisión como esos niños son criados por las niñeras y como acaban siendo más queridas que las propias madres. Si la peli fuera un drama, este tema daría para más pero esta película tiene otro tono.

Seguramente el resultado sería peor si no contara con un gran reparto: Paul Giamatti está magnífico como el marido cabroncete, Laura Linney hace creíble su personaje y Scarlett Johansson deleita a sus fans con un constante cambio de vestuario y peinado que siempre es de agradecer. Esto no quita para que su trabajo como actriz sea tan bueno como casi siempre.

No hay comentarios: