viernes, 28 de diciembre de 2007

LEJOS DE ELLA

Es curioso como hay algunos actores que, al pasar a la dirección, se revelan tan expertos que nadie diría que su trabajo ha sido estar frente a la cámara y no detrás. Hemos tenido el ejemplo reciente de Ben Affleck y ahora es Sarah Polley quien nos deslumbra con esta preciosa y dramática historia de amor.

La trayectoria de la actriz hace que Lejos de ella no suponga una ruptura con el cine en el que suele participar pero sigue sorprendiendo el dominio con que se enfrenta a una historia difícil, lleva a buen puerto el guión y saca todo el partido de sus magníficos protagonistas. Si Julie Christie no nos sorprende porque siempre está bien (aquí está sencillamente espectacular) no menos bien está su compañero de reparto, Gordon Pinset.


Lejos de ella es una peli sobre esa amenaza cruel, esa enfermedad maldita llamada Alzheimer. Pero más que eso es una historia de amor, sobre qué hacemos por amor, qué no hacemos, qué perdonamos, qué no olvidamos... Y es una historia de historias: ligeros apuntes, esbozos del pasado mostrados de manera perfecta para que el espectador lea entre miradas, silencios y diálogos.

Quien busque acción no la encontrará aquí. Al menos no del tipo habitual porque esta no es una de esas pelis donde nada pasa. Desde el principio no dejan de pasar cosas, de esas que afectan al corazón, a los sentimientos, a nuestra sensibilidad.

Decía que es una peli preciosa (¡Qué bien mostrado esta el amor de esa pareja!) pero también dramática. La virtud de Polley es emocionar sin caer en la sensiblería, en lo fácil. La suya es una emoción serena, como la de ese hombre al que su mujer olvida y él la observa sentado discretamente al fondo de la sala.

Así somos nosotros viendo esta peli: espectadores de un drama humano magnífico, de una gran historia. Sus protagonistas sufren, sí, pero, como dice una adolescente en la peli, cuántos quisiéramos vivir lo que han vivido ellos.

De obligada visión para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad.

No hay comentarios: