sábado, 26 de enero de 2008

MORTADELO Y FILEMÓN: MISIÓN SALVAR LA TIERRA


Siempre es difícil llevar a los personajes de un cómic a la gran pantalla, bastante más que una adpatación literaria. Y es más complicado cuando este cómic no es realista convirtiéndose en algo casi imposible trasladar escenarios y personajes al cine.

Mortadelo y Filemón no son una excepción. La primera peli conseguía parecerse bastante al cómic pero fracasaba en una historia alargada y confusa, sin demasiada gracia. La continuación que ahora se estrena no está mal pero tampoco es redonda.

Esta nueva entrega se parece más al cómic, jugando con los típicos gags en segundo plano de las historietas de Ibañez y presentando a los personajes en situaciones que nos recuerdan a las viñetas. Lo que pasa es que la peli no arranca mal pero se acaba haciendo larga (y eso que dura hora y media) Tiene algún momento gracioso pero tampoco es para partirse el pecho de la risa.

Si Pepe Viyuela está muy bien, aunque abuse de la mueca, no se por qué motivo si el Filemón del cómic no era así, Edu Soto no me convence como Mortadelo. Tanto él como su compañero parecen más infantiles que los personajes del tebeo y, si eso es lo que buscaban los realizadores, parecerse, la peli fracasa.

2 comentarios:

rrey dijo...

Es un fracaso. Si una peli de Mortadelo y Filemon no consigue una risa cada minuto es que algo se ha hecho francamente mal.,

La primera me pareció directamente un bodrio y ya se me quitaron las ganas de ver nada más relacionado con Mortadelo y Filemon en el cine.

Viyuela me parece un buen actor cómico (y creo que lo demuestra en la serie Aida, por muy vulgar y demás calificativos que pueda tener la serie en si) y probablemente sea lo unico que se salva de estas producciones

yS dijo...

Una mierda. Completamente.

La otra tenía aquél puntillo especial del señor Fesser y de todos los que le rodean. Muy bien dirigida, muy bien contada... algo larga por momentos, pero muy bien contada. Y divertida.

Esta coge elementos de la anterior, tal cual. Mete unos nuevos de mierda, pone un Mortadelo del palo (porque el Mortadelo de la primera le da mil vueltas), una dirección, una fotografía espantosa... y queda la mierda que queda.

Si para hacer gracia tienen que recurrir a la cámara rápida todo el rato, por favor...