miércoles, 13 de febrero de 2008

30 DÍAS DE OSCURIDAD


Los creadores de esta adaptación de una reconocida novela gráfica decían que querían presentar a sus vampiros como bestias, como depredadores implacables, apartándose del vampiro romántico tipo Anne Rice. La verdad es que lo han conseguido. Sus vampiros y su peli son tan sosos como cualquier Aliens vs Predator.

El planteamiento es bueno: un pueblo incomunicado durante una noche de 30 días y un grupo de vampiros al acecho. Lo malo es que los guionistas no supieron escribir nada más después. La peli es una aburrida sucesión de humanos escondiéndose de los vampiros, apuntes de historia sentimental y vampiros bestias pero también con un punto de filosofía barata.

Francamente, no me interesan nada estos vampiros; me motivan menos los humanos y la peli se hace tan larga que aburre mucho.

No hay comentarios: