lunes, 4 de febrero de 2008

JUNO


Este año la sorpresa del Oscar se llama Juno y quién sabe si saltará como en los Goya. Antes de llegar aquí, Juno se calificaba como la Pequeña Miss Sunshine de este año por su carácter independiente y su buen rollo. La verdad es que hay puntos de contacto como el cariño hacia los personajes, el humor crítico, el tratar el drama sin excesos...

Allí se hablaba de amor familiar, peculiar, pero amor. Juno también acaba siendo una historia de amor, romántico en la era de los blogs, fraternal, maternal.

Juno es una de esas pelis que ves con una sonrisa desde el principio hasta el fin, con alguna caracajada ocasional y algún puntito de ternura. La historia de esta embarazada adolescente inteligente y rápida en la réplica atrapa de inmediato al público harto de ver a jóvenes imbéciles en el cine. O a adultos pues los de Juno son casi un ejemplo.

La película recuerda a Ghost World y funciona tan bien gracias a una inmensa Ellen Page (no va con segundas) y a un conjunto de actores tan buenos como entrañables. Ahí radica casi siempre la grandeza de estas pelis, en el adecuado reparto. También merece destacarse a uno de los protas de Supersalidos y a su selección musical tan marciana como divertida.


No busquéis la obra maestra de la temporada. Simplemente disfrutad de una buena historia sin pretensiones hecha con cariño.

No hay comentarios: