viernes, 15 de febrero de 2008

LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA

El director Julian Schnabel se ha cansado de repetir que La escafandra y la mariposa, su última película, no es en absoluto deprimente aunque su temática sugiera lo contrario. La historia tiene base real y cuenta cómo un hombre se ve atrapado en su cuerpo sin poder mover más que un ojo. La película relata ese mundo interior de encierro forzoso y aunque no abusa del dramatismo lo cierto es que la historia afecta al espectador.

El resultado final es recomendable pero teniendo en cuenta que estamos ante una peli difícil, más por su realización que por otro aspecto. Schnabel quiere que sintamos lo mismo que el protagonista así que la cámara muestra lo que él ve, de manera reducida y desenfocada. Cuesta un poco acostumbrarse.

Pero no hay que asustarse. A lo largo del relato se insertan recuerdos del protagonista (su única manera de evasión) y se nos muestran fragmentos de su vida anterior.

Particularmente, me quedo con las conversaciones entre el paciente y su padre al que da vida un extraordinario Max Von Sydow.

No hay comentarios: