lunes, 24 de marzo de 2008

SEDA

Los misterios de Oriente y la fascinación por sus gentes han sido siempre constantes en la literatura y el cine. Por ello, Seda no supone ninguna sorpresa y seguramente no pasará a la pequeña historia del género pero confieso que me ha gustado más de lo esperado.

Advierto que no he leido el libro; anuncio también que la peli tiene un ritmo lento y contemplativo. A pesar de ello, a mi me transmitió esa completa fascinacnión por la belleza y dureza de sus escenarios y más aún por el misterio de los ojos de la mujer de la cual se enamora el protagonista.

Seda es una crónica de viajes por espacios y sentimientos. Un deseo de atrapar lo inexplorado, lo exótico, acercándose con respeto y casi reverencia. Es la crónica de un tiempo extinguido cuyo ocaso estaba ya próximo. Es la historia de lo que nos atrae y nos da miedo.

Bellísima en su imagen, elocuente en su música, solo le critico que tal vez con menos metraje habría sido más intensa y lo poco que sale Keira Knightley.

7 comentarios:

Felix dijo...

Pues yo la sufrí el domingo y me quedé dormido dos veces. ¡Qué cosa más lenta y aburrida!. No me gustó nada nada. En cambio la de Las Crónicas de Spiderwick sí que me gustó: un cuento sin más pretensiones, muy entretenido y algo cursi al final, pero es lo que toca en ese tipo de cine.

Sr.Cine dijo...

¡Ja, ja! Es verdad que corres el riesgo de dormirte pero, no se, a mi me entró bien.

Aunque entiendo que te durmieras.

Plaer dijo...

El libro es muy poético, para disfrutar de las palabras; y cortito.

Tengo un recuerdo desdibujado de la historia, pero el pasado verano se lo recomendé a mi madre y releyendo las primeras páginas me dije que era un principio de película.

No he visto la peli pero me la juego a que empieza con una voz en off recitando el primer párrafo.

Felix dijo...

La verdad es que el comentario del Sr. Cine me ha hecho recapacitar: es cierto que el estado de ánimo que tienes influye mucho en tu impresión cuando ves una peli. A mí me ha pasado de ver una peli y parecerme una cursilada o malilla y al cabo de los años la veo en la tele y me ha encantado. No digo que pases de odiarla a encantarte, pero que varíe tu impresión en un 20% aprox. puede ser común. Es más acentuado con las comedias, que pasa de no hacerte gracia a reirte mucho. Es un buen tema de debate. Voy a ver si me acuerdo con qué pelis me ha pasado.

Plaer dijo...

Me avergüenza decir que me pasó eso con Mr.Bean.
Hace poco la pasaron por la tele y empecé a verla con desgana, pues la recordaba malilla.
Y quizás lo sea, pero yo no me he reído tanto en mi vida con una peli. A puntito estuve de ahogarme entre hipos y lloros.

Sr.Cine dijo...

Seda empieza con voz en off, efectivamente.

Es verdad que muchas pelis dependen del estado físico y anímico cuando las ves.

Plaer ha perdido parte de su encanto al recordar cómo se reía con Mr. Bean... xD

plaer dijo...

Ay Dios, no me diga eso, ¡ahora que estaba tan decidida a convertirme en toda una señorita de pro!

Es que llevo entre manos un novelón de Jane Austen cargadito de damiselas bien, de estas que se resfrían con el simple aleteo de una mariposa y no expresan sus sentimientos ni bajo tortura.
Es tan envidiable el bucólico universo en que ellas viven!