martes, 1 de abril de 2008

DESPIERTO


Con una buena premisa la mayoría de las veces no se hace una buena película. El atractivo punto de partida suele quedar corto y la peli hacerse pesada.

Despierto tiene esa idea angustiosa vista en cine y literatura: el enterrado en vida o el anestesiado que siente todo lo que le hacen en la mesa de operaciones. La historia tiene esa idea como base pero se decanta más hacia el terreno del thriller con sorpresa.

Reconozco que es entretenida y por momentos muy angustiosa; admito que me sorprendieron los giros de guión. Pero también le pido más dureza en sus planteamientos, más ambición y, a ser posible, una actriz mejor que Jessica Alba.

Para pasar el rato, simplemente. Eso sí, nada indicada para aprensivos o gente que vaya a psar por una operación en breve.

No hay comentarios: