sábado, 5 de abril de 2008

LA FAMILIA SAVAGES

Hay un tipo de películas que me disgustan especialmente. Son aquellas que yo digo que no van a ningún sitio, que se acaban y no sabes bien qué han querido contarte.

La familia Savages es una de esas. Tiene un reparto magnífico con Laura Linney y Philip Seymour Hoffman, si no fuera por ellos la peli sería insoportable. Quiere mezclar comedia y drama pero a mi su historia me produce más terror que una de esas de fantasmas orientales.

Dos hermanos que tienen sus propios problemas se vuelven a reunir cuando su padre, que nunca les cuidó mucho, sufre demencia.
A partir de aquí, la peli se dedica a retratar las vidas más o menos patéticas de esos personajes y nos enfrenta a dos hechos dramáticos: la demencia en sí, cómo cualquiera podemos quedar sin valernos por nosotros mismos de repente; o como nosotros podemos quedar en un momento dado como cuidadores de una persona que no puede valerse por sí misma.


Acepto que esto se cuente de manera realista, se dice sin trampas facilonas y sin caer en los típicos giros de Hollywood. Pero me gustaría saber qué quieren contarme después de su proyección. Lo evidente lo veo pero quiero algo más que ese dramatismo.

Francamente, no la recomiendo en absoluto.

No hay comentarios: