viernes, 11 de abril de 2008

TODOS ESTAMOS INVITADOS


Mucho se le ha reprochado al cine español haber pasado de puntillas sobre temas candentes de nuestra Historia reciente sin mirar esos hechos con el espíritu crítico que sí han tenido los americanos o el mismo Ken Loach.

ETA es uno de esos temas. Hay algunas muestras más que correctas que tratan el espinoso tema del terrorismo vasco pero pocas que hablen de los amenazados o de los asesinos como personas. Todos estamos invitados tiene el mérito de afrontar algunos temas con valentía, aunque haya algunas cosas en el desarrollo de su guión un poco forzadas e incluso poco creíbles.

Pero vuelvo a lo que siempre he dicho sobre el cine de Loach: es necesario. Está bien que nos muestren el miedo de la gente del País Vasco a pensar diferente, a sentir de forma distinta su propia identidad. Está muy lograda en la película ese ambiente de miedo, esa necesidad de no hablar para no convertirse en obejtivo.

La historia se nos presenta a través de un etarra amnésico y un profesor amenazado. Por un lado vemos como también los terroristas tienen madre que les pone la comida en un tupper y por el otro como el manifestar las propias ideas lleva al desastre.

Película irregular y de ninguna manera redonda pero necesaria. De obligada visión para quien quiera darle vueltas al tema. Se podría hacer un programa doble con La Pelota Vasca y tendríamos una visión más amplia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo de que este tipo de peliculas son necesarias, pero son necesarias películas que estén bien contadas y que sean capaces de involucrar al espectador en lo que está viendo.
A mi esta pelicula me aburrió sobremanera, no entendí en ningún momento que nos querían contar ni sentí que los personajes tuvieran sentimientos o motivación alguna, a todo esto se suma que está muy mal contada.

Para mi tema necesario pero película nada recomendable

Sr.Cine dijo...

Estamos de acuerdo en que la película tiene muy poco de perfecta y no me creo muchas cosas.

Pero aún así yo sí la recomendaría.