martes, 10 de junio de 2008

ELLA ES EL PARTIDO


George Clooney parece haberse tomado un respiro en su trabajo como director, pasando del cine concienciado o arriesgado a un divertimento evocador de un cine que ya no existe.

En cierto modo, el actor hace lo mismo que su amigo Steven Soderbergh en El buen alemán, recuperar un tipo de cine que hubiera protagonizado en su día Cary Grant o Kate Hepburn, solo que lo hace de forma mucho más entretenida que el director de Solaris. Tampoco es que Ella es el partido sea un festival del humor pero al menos la peli se deja ver y tiene algún momento acertado.

Clooney habla de fútbol americano entendido como juego, antes de la llegada de las normas, los sistemas de juego, el aburrimiento del control de las jugadas… También puede ser que hable de aquel cine que solo pretendía entretener sin grandes espectáculos, solo con diálogos ingeniosos y buenos actores.

En este sentido, el actor y director está como pez en el agua en el papel protagonista y se ha buscado una partenaire que ya demostró en Chicago su dominio del ritmo y la gestualidad del cine clásico. Ambos funcionan bien pero la verdad es que el guión no saca partido de su carisma más que en alguna ocasión puntual.

La historia tampoco interesa demasiado y uno desea que vuelva la pareja protagonista a lanzarse pullas antes que asistir a otro partido de fútbol.

No hay comentarios: