sábado, 5 de julio de 2008

FUNNY GAMES

Quienes han visto la peli original de mismo título y director dicen que esta versión con reparto americano es igual, plano a plano, solo diferente en mínimos detalles. Por lo tanto las posibles sorpresas de la trama no chocarán tanto a los que vieron esa versión.
Yo no la vi, así que fui a ver la peli que se estrenó este viernes sin saber nada, o lo menos posible, que es como deberían verse todas las pelis, por cierto.


Funny Games es cine de autor. Entendámoslo como cine sin concesiones a la comercialidad, sin buscar el beneplácito del público porque sí. Michael Haneke es un director europeo muy bien considerado por la crítica. Un servidor ha visto con esta tres pelis y aunque reconozco que me gustan, me inquietan, me incomodan, también le veo vicios del cine de autor.

Citaré como negativo la duración de algunos planos, largos o en los que casi no se ve nada, casi teatrales; el empleo de un tema musical al principio y el final de la película me molesta bastante; por último, hay un recurso narrativo de Haneke en cuanto a lo que se muestra en pantalla que es discutible.

Lo bueno es su guión, una descarnada muestra de la violencia sin sentido, de los buenos modales aplicados al sadismo, de la impotencia del ser humano ante la psicopatía y el terror cotidiano. En este sentido Haneke supongo que ha exigido mucho de sus actores y estos lo han dado todo. Impresionante Naomi Watts (de nuevo mostrando sus recursos dramáticos, esa facilidad para mostrar dolor) pero no menos bien Tim Roth o Michael Pitt.


La película te mantiene tenso y te sobresalta con la violencia, casi siempre fuera de campo, intuida, casi más dolorosa. Y te descoloca con ese miedo a lo irracional, al ataque sin motivo.

2 comentarios:

Patapon dijo...

Sin haber visto Funny Games por miedo a no digerir el sadismo por sadismo, continúo encontrando interesantes las propuestas de Haneke y creo que es un cine a defender. En sus películas no todo se explica, no todo es racional ni tiene lógica. Pero consigue remover algo dentro del espectador y no te deja indiferente. Como espectadores acostumbrados a que todo nos lo den masticadito, a veces la primera reacción es de rabia porque no nos han dado toda la información y no nos quedamos tranquilos. Pero sabes que, claramente, el autor ya juega con eso. Sigo reivindicando Code inconnu. Quizás algún día me atreva con Funny Games. Por cierto, leí algo sobre The Strangers, una peli que promete más bien poco, sobre otra invasión de domicilio, pero de gente con la cara tapada (en el cartel parece el de los Cronocrímenes)y con pinta de ser mala mala.
No queríamos decirlo más, pero necesitamos su programa!

Sr.Cine dijo...

Está claro que aunque le discuto cosas me parece un cine interesante y bastante más estimulante que el 90 por cierto de lo que vemos habitualmente.
.
The strangers se estrena en septiembre y se poco más que ha funcionado bien en la taquilla USA.