viernes, 22 de agosto de 2008

Vicky Cristina Barcelona se doblará al castellano


Hace meses, los productores de la última de Woody Allen se pasaron de bocazas y aseguraron que esta peli se vería en Catalunya solo en catalán. Un servidor, y otros, no lo creyeron y ahora parece que la cosa ha quedado más claro.

Vaya por delante que me da igual cómo se doble porque el doblaje será de pena en las dos lenguas, solo hace falta ver los tráilers que corren por ahí, a cual más lamentable. Yo la veré en versión original con subtítulos en lo que sea. Simplemente quiero mostrar mi malestar por la tontería que algunos sufren con el tema de la lengua y el peligro de los falsos patriotas.

Jaume Roures, responsable de Mediapro, ha admitido hoy que tuvo más problemas de los esperados con las grandes distribuidoras estadounidenses por querer proyectar la película de Woody Allen Vicky Cristina Barcelona en Catalunya solo doblada al catalán. Esas dificultades demuestran "el miedo que provoca la normalidad de ver en catalán una película que además habla de Catalunya", ha destacado hoy el empresario en Prada de Conflent, donde ha asistido a un debate sobre las oportunidades de la cultura catalana en el mundo, organizado por la Universitat Catalana d'Estiu (UCE).
El accionista de Mediapro ha evitado desvelar los nombres de las distribuidoras, aunque ha asegurado que se trata de "majors" (multinacionales), y ha aventurado que habrá más críticas cuando se estrene la película en España, el 19 de septiembre.

Pese a sufrir "más problemas de los esperados" con las distribuidoras, Roures ha aseverado que la situación finalmente "se ha salvado" y la mayoría de las copias, un total de 50, serán en catalán, aunque habrá finalmente cinco en castellano, y otras cinco en inglés con subtítulos.

La película, producida por Mediapro y Gravier Productions, en colaboración con Antena 3 Films, se rodó el pasado verano en diferentes localizaciones de Barcelona, Asturias y Nueva York, y está protagonizada por Javier Bardem, Penélope Cruz, Scarlett Johansson y Rebecca Hall.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Al final es cuestión de intereses y de dinero.
Cada cual se mueve por sus intereses y los condiciona políticamente.
Tan solo es eso...cortinas de humo.