martes, 9 de septiembre de 2008

Javier Bardem llama "estúpidos" a sus detractores en 'The New York Times'

Javier Bardem no se siente particularmente querido por los españoles. El actor, el rostro de portada de la revista de moda T-magazine, de The New York Times, no parece recordar con especial cariño su regreso a España tras recibir el Oscar. "Los españoles son duros. Critican mi trabajo y dicen que me he vendido. En esos momentos a uno le gustaría decirles: 'Parad. Sois un montón de estúpidos'. Pero está claro que no le puedes gustar a todo el mundo".

Bardem, ganador de un Oscar al mejor actor secundario por su papel en No es país para viejos, de los hermanos Coen, dice que, tras recibir un premio así, es inevitable cambiar algo, pero que es aún más sorprendente lo que cambia el resto de la gente. "Tras recibir el premio regresé a Madrid. Necesitaba volver al mundo real. Después de algo como los Oscar, cambias un poquito, pero los que te rodean cambian tremendamente. Tienes que recuperarlos, demostrarles que eres el mismo chaval estúpido y limitado de antes, y no esa especie de chico de oro".

Bardem, que ha vuelto a enamorar a Hollywood con su trabajo en la última película de Woody Allen, Vicky, Cristina, Barcelona, posa en la revista para el célebre fotógrafo de moda Jean-Baptiste Mondino, que le ha llevado a la portada de la publicación con una imagen en la que presenta un rostro mucho más suave.

Consciente de que su atractivo no es precisamente común, Bardem declara que tuvo miedo de que la gente no se creyera que su personaje podía compartir cama con Penélope Cruz, Scarlett Johansson y Rebecca Hall. Ayer, precisamente, Penélope Cruz anunció que no acudirá a la presentación de la película en San Sebastián por encontrarse con los ensayos del musical Nine.

Respecto a su profesión, Bardem asegura que los actores son vagos. "A mí me gusta tomarme un año libre entre películas. Algunos necesitan trabajar por el dinero, pero para mí no es una prioridad. No necesito muchos coches o muchas casas. Como soy un tomate en el mercado, tengo un precio".

No hay comentarios: