viernes, 3 de octubre de 2008

SITGES 2008: Día 2

Mi menú de hoy, aparte de un frankfurt, un agua mínima y 10 euros de peaje se ha compuesto de dos pelis protagonizadas ambas por Bill Pullman aunque con resultados diversos.

Era la primera vez además que accedía a una sala paralela de exhibición que el festival se ha montado para ampliar la oferta de pantallas. Se trata de una de las salas de convenciones del hotel habilitada como sala de cine. O sea, con una mini pantalla, subtítulos en la parte de arriba porque los cabezones casi la tapan y butacas, eso sí, bastante cómodas.

Your name here parece un capítulo alargadísimo de cualquier serie de la tele de género fantástico pero de las de segunda fila.

Un reputado escritor de ciencia ficción vive atrapado entre los gritos de su ex mujer, su agente y un inspector de hacienda que le reclama una millonada, en los convulsos años setenta y bajo el influjo de la droga. Su nombre es William J. Frick, está inspirado en la figura de Philip K. Dick y es el protagonista de una película que se sitúa a medio camino entre Cómo ser John Malkovich y Barton Fink, entre el viaje alucinante a la mente de un individuo y los encuentros surrealistas de un escritor en plena crisis creativa.


Así la presenta el festival y, en mi opinión, está más cerca de Barton Fink por lo que tiene de desastre. La peli no me interesa nada, tiene diálogos interminables y no acaba nunca. Solo al final se anima algo.

Mucho mejor es Surveillance.



A la comisaría de un pueblo perdido en el desierto han llegado dos agentes del FBI para interrogar a los testigos de una sangrienta carnicería en la carretera. Las declaraciones de los testigos, una joven drogadicta, un agente de policía y una niña, evidenciarán la actuación de un grupo de peligrosos asesinos aunque no todo lo declarado parece ajustarse a la realidad.

La hija de David Lynch comparte muchas cosas de su padre, como el humor negro, y nos ofrece una peli de asesinos en serie, polis paletos, historias enfrentadas donde nada es lo que parece. La película es muy entretenida, está muy bien rodada y tiene una sorpresa que no desvelaré, por supuesto. Bill Pullman y Julia Ormond están perfectos

No hay comentarios: