sábado, 22 de noviembre de 2008

007 QUANTUM OF SOLACE



Que James Bond ya no es lo que era y que tiene que adaptarse a los nuevos tiempos ha quedado claro. Pero no se hasta que punto es necesario que Bond se convierta en un Jason Bourne al servicio de su Majestad.

Quantum of Solace sigue en la línea que abrió la presencia de Daniel Craig (que afortunadamente ha relajado un poco su tendencia a hacer morritos aunque sigue con la misma cara de cabreo permanente) y Casino Royale. Es decir, un Bond más sucio, más cínico, violento, sin amigos, casi sin sentimientos. De aquella historia en teoría nuestro héroe quedaba tocado por la muerte de Vesper y eso es lo que en teoría impulsa esta nueva entrega de la saga.

A la hora de la verdad Marc Foster se comporta como un auténtico experto en el cine de acción (no se hasta que punto el mérito es suyo o de los directores de segunda unidad y demás) La película es un casi constante encadenado de secuencias de acción directas a impactar al espectador, alguna para mi gusto confuso, pero otras que merecen el aplauso, como una pelea por unos tejados que culmina en un andamio. La película no se anda por las ramas y desde el minuto uno ofrece lo que se espera de ella: acción y entretenimiento.

Afortunadamente hay algo más, aunque menos de lo que yo desearía. La presencia de la chica Bond de turno es de agradecer que tenga su chicha. Se trata también de otro personaje obsesionado con la venganza, como Bond. La relación entre ambos es de lo mejor de la película, así como las escenas entre 007 y Giancarlo Gianini o con Judi Dench (que por fin tiene un poquito más de papel). Es ahí donde se apunta la reflexión sobre qué mueve al asesino y donde el ruido de la acción deja paso al conflicto del protagonista.

¿Es este el mejor Bond de la Historia como se ha dicho? Para mi no lo es, está en la línea de películas correctas de la saga, con momentos destacables y otros que me dejan fuera. Es un poco como el tema musical que abre la cinta: empieza bien, no va a ningún lado por el medio y acaba en buena forma.


No hay comentarios: