jueves, 27 de noviembre de 2008

Dreamworks apuesta por las 3-D


Jeffrey Katzenberg, fundador de Dreamworks junto a Steven Spielberg y David Geffen, ha visitado Madrid para mostrar media hora de la próxima película de animación de sus estudios, 'Monstruos contra alienígenas', la primera producida directamente en 3-D y no convertida posteriormente como el resto.

Katzenberg vaticina cambios que arrancarán al público del sofá, al que ha sido fiel en las últimas temporadas gracias a los avances del DVD, y le devolverán a las taquillas: "Hay que ofrecer al espectador algo más de lo que puede hacer en casa y se tardará muchos años en que el 3-D se vea igual que en el cine. Tenemos ocasión de devolver a la gente de nuevo a las salas".

Tan seguros están en Dreamworks de su apuesta que, a partir de 'Monstruos contra alienígenas', todas las producciones de animación de la casa se harán en 3-D, una decisión que les encarece los costes, según sus cálculos, en un 10%. "'Monstruos contra alienígenas' ha tenido un presupuesto de 150 millones de dólares (más de 115 millones de euros), a lo que ha habido que añadir 15 millones más (11,5 de euros) al hacerla directamente en 3-D", explica Katzenberg.

En las navidades de 2009, James Cameron estrenará su esperada 'Avatar', con actores reales y rodada en tres dimensiones; en 2010 habrá 20 películas más de este tipo en la cartelera. El nuevo 'Harry Potter' ha retrasado su estreno hasta el verano para incluir escenas en este formato... ¿estamos hablando de presente en vez de futuro? "No es muy diferente de cuando pasamos del blanco y negro al color", añade el CEO de la división de animación de Dreamworks. "Cinco o seis años después de que empezara a usarse el technicolor, todas las películas ya se hacían así".

¿La razón? "Porque vemos en color y vemos en tres dimensiones. La vista humana funciona así, por lo que con el 3-D se ofrece una experiencia de mayor calidad", afirma, aunque reconoce que "estoy seguro de que como siempre que surge algo nuevo, habrá mucho debate, pero esto ya no es un juego de parques temáticos".

Además del incremento de los gastos hay que sumar los costes en el desarrollo de las nuevas herramientas de 'software', para las que estos estudios cuentan con Hewlett Packard e Intel. "Estas empresas ofrecerán finalmente sus herramientas a todo el mundo. Queremos que todos puedan trabajar en 3-D". ¿Sin miedo a la competencia? "Lo que importan son los artistas, no las herramientas. Todo el mundo puede comprar pinceles, pero no hacer arte de verdad".

'Monstruos contra alienígenas', un homenaje a las cintas sobre marcianos de los años 50, se estrenará en EEUU a finales del próximo marzo y llegará a España en Semana Santa. Como el resto de cintas de Dreamworks, también habrá una versión convencional. La protagonista es Susan (a la que pone voz la actriz Reese Whiterspoon), una californiana que, justo en el día de su boda y cuando sólo piensa en su luna de miel, es sacudida por un meteorito que la convierte en Ginormica, una mujer gigante destinada, sin saberlo, a salvar al mundo.

Sus compañeros de batalla serán unos seres extraños que, como ella, son reclutados por el Ejército de EEUU para luchar contra los alienígenas que, como es habitual en estos casos, se encaprichan con el planeta Tierra. En una escena, Susan se desliza por una carretera de San Francisco con dos automóviles como patines, que parecen atropellar al espectador, que ve como el famoso puente se desmorona frente a sus narices.

Bueno, sólo al que se decida a pasar por alguna de las únicas 24 salas en España que pueden exhibir en tres dimensiones. ¿Presente o futuro? "Esto es como el huevo y la gallina", concluye Katzenberg, "las exhibidoras no quieren hacer una importante inversión si no hay películas suficientes y Hollywood no quiere hacer películas si no hay bastantes salas. Por eso hemos tomado la decisión de hacer todas nuestras películas en 3-D". El tiempo lo dirá.




3 comentarios:

rrey dijo...

Puede ser una forma de llevar al público a las salas, pero es una putada porque los cines con tecnologia Digital 3D no están precisamente en todas partes, y salvo en cines IMAX no creo que haya muchos sitios más que hayan metido esta tecnología en ciudades pequeñas....

Plaer dijo...

El cine puede ser también un espectáculo audiovisual, promocionado en esta suerte de parques de atracciones que son los cines 3D. Un entretenimiento más. Los cines seguirán siendo cines, esto está a otro nivel.

El público también es otro, no? Familias de domingo, excursiones de colegio, turistas. No sé, uno no coge el viernes por la noche espontáneamente y se va al IMAX, ¿o sí?

FunSpot dijo...

Cojonudo, aparte del hecho de retroceder años en la tecnologia con la jodia excusa de la pirateria (que aparte, para ir a ver animalitos en 3D, las va a ir a ver su padre), sino que encima, naturalmente, eso en Barcelona sera imposible de ver, porque aquí tenemos que seguir tragandonos las mismas mierdas de siempre mientras en los demas Imax de España se lo curran como es debido...
Cojonudo...