jueves, 20 de noviembre de 2008

THE FALL



Hay al final de esta bellísima y emotiva película una reflexión acertada sobre el cine actual, o al menos esa es mi interpretación personal. Un director de cine, viendo como en la pantalla aparecen diversas escenas de acción, dice “así que esto es en lo que se va a convertir el cine ahora”.
Me parece una defensa absoluta del cine, y de cualquier arte, como lo que fue al principio, una fábrica de sueños, el lugar perfecto, esa sala oscura, donde simplemente se nos contaba una historia, un cuento, como antaño se hacía en las cavernas y más tarde por escrito.

¿Porque hay algo mejor que una buena historia? Con su romance, aventuras, peligro, humor, escenarios exóticos, nombres que suenan a lo imaginado y nunca visto… Y ¿verdad que aún es mejor un buen cuento si dice cosas de nosotros o nosotros al contarlo nos explicamos a nosotros mismos?

Tarsem demostró en La Celda que a nivel visual tiene mucho que decir, lástima que su delirio no encajara muy bien con la historia de Jennifer López. En The Fall encuentra su mejor expresión deparando al espectador una de esas películas mágicas que costará olvidar.

A pesar de que la peli se llevó premio en Sitges el año pasado creo que no durará mucho en la cartelera así que daos prisa para verla o recuperarla por otros medios porque es verdaderamente sensacional.

Una niña que se recupera de una caída en un hospital de Los Ángeles se encuentra con un joven que se repone de un intento de suicidio. El comenzará a contarle una historia llena de fantasía, de buenos y malos, de princesas, bandidos, magos, ciudades azules, a cambio de que la niña le consiga morfina. Poco a poco tanto el narrador como el espectador irá poniendo un poco de su propia realidad en la Historia.

Es imposible describir fielmente la belleza de sus planos, las texturas maravillosas (no se cuanto hay de digital pero los paisajes son increíbles), los colores, el trabajo de la cámara, el vestuario, la música… una auténtica experiencia para los sentidos que además se complementa con una parte final realmente muy emocionante. Tarsem ha dado en el clavo completamente y ha sabido equilibrar el espectáculo con la intensidad de la historia de sus personajes además de conseguir extraer todo el talento a la pareja protagonista.

La lástima es que, como digo, pase desapercibida, porque es un ejemplo de que no hay nada más grande que un cuento bien contado.


3 comentarios:

Pensar... dijo...

me habian recomendado ver esta peli, de antemano el flyer sugiere muchas cosas...

Sr.Cine dijo...

Está muy bien, de verdad, si tienes ocasión no la dejes escapar.

Y gracias por el comentario!

manuman dijo...

Genial la escena final sobre el nacimiento/muerte del cine. Se agradece que alguien reflexione un poco sobre qué es esto del cine con esa delicadeza.

La niña (Catinca Untaru) me ha cautivado completamente, y mira que es complicado hoy día, con la cantidad de niños repelentes que salen. Ya lo decía Hitchcock.