domingo, 21 de diciembre de 2008

EL INTERCAMBIO


Clint Eastwood es ahora uno de los pocos directores clásicos que quedan, capaces de rodar sus películas sin salirse de tiempo y presupuesto, de rodearse de actores de talento y sacar lo mejor de ellos y de filmar sus historias de forma sobria.

Tras su asalto a Iwo Jima, películas interesantes pero a mi juicio aburridas, Eastwood retoma el buen tono de Mystic River en una historia que tiene alguna relación argumental con esa película. El Intercambio es una historia real, como nos indica un letrero al principio, y más que un drama, a mí me parece una historia de terror.

Una mujer asiste a la desaparición de su hijo y al cambiazo que le dan los policías y aún tiene que soportar humillaciones varias y una maquinaria policial corrupta y una sociedad machista. Esta premisa le sirve al director para hablar de muchas cosas a su director.
La película nos muestra el lado más oscuro de la condición humana, capaz de secuestrar a niños inocentes con oscuros objetivos. También vemos lo poco que contaba la voz de la mujer en aquella época, un cuerpo de policía corrupto que no es más que otro brazo de un sistema enfermo que alcanza también al sistema sanitario. Es además un retrato de la justicia y de cómo los caminos del Señor son en verdad misteriosos.

Decía que es una historia de terror porque me horroriza pensar lo fácil que es hacer daño a un niño, lo sencillo que parece que la autoridad haga lo que se antoje, lo duro que es para unos padres aceptar que no verán más a sus hijos. Da miedo ver como se entierran los errores, como todo ocurre por conveniencia.

Eastwood lo filma todo de manera académica que no aburrida. Dura dos horas y veinte y pasa muy rápido, nunca pierde el interés. Tiene sus momentos emocionantes pero en mi caso no vienen de la mano de una correcta Angelina Jolie. Ella está en casi todos los planos, se esfuerza, llora, hace un personaje creíble pero me he pasado toda la película pensando que con otra actriz la peli sería aún más grande.

Con todo, es una cita imprescindible, una de esas grandes películas en las que merece la pena salir de casi y acudir a un cine, si es en versión original mejor.


1 comentario:

rrey dijo...

No he visto la película pero sobre el comentario acerca de la interpretación de la Jolie... no hace falta ver la peli para saber que es una buena actriz, pero no es de las mejores (por mucho que su caché sea el más elevado ahora mismo).

Si comparamos a otras de las superestrellas como Cate Blanchet, Natalie Portman o Naomi Watts con Angelina, no tiene nada que hacer a nivel interpretativo (por no hablar de las filmografias, que ya es harina de otro costal).

Está claro que a Clint le pareció que Angelina era la que el veía mejor para el personaje, pero no creo que fuera más que una elección estética. Como si no pudiera hacer de este tipo de personaje alguna de las que he comentado (o muchas otras). Pero está claro que siendo una peli de estudio, tuvo que elegir entre algunas al estilo de la peli de Los Simpsons y los planes estos que le presenta el asesor al presidente (con pistas y detalles :-D)