miércoles, 21 de enero de 2009

La nueva película de Julio Medem


Tras la frustración por el relativo fracaso de 'Caótica Ana', Julio Medem pone en marcha el rodaje de su nuevo filme 'Room in Rome', protagonizado por Elena Anaya y Natasha Yarovenko. Una historia que narra cómo una simple atracción entre dos mujeres, evoluciona hacia el más sincero de los sentimientos. Y todo, en una noche, en una habitación de hotel, en Roma.

La idea original de poner en marcha 'Room in Rome' fue del productor Álvaro Longoria, quien tras ver el filme 'En la cama', de Matías Bize, quedó eclipsado y quiso realizar un 'remake'. No lo dudó un minuto, sabía que el hombre perfecto para llevar a cabo este proyecto era Julio Medem.

El director de joyas como 'Los amantes del círculo polar', que en ese momento se encontraba inmerso en el guión de otro proyecto —"una tragedia griega" de la que el cineasta se ha mostrado totalmente enamorado y que cobrará vida el próximo año—, no entendió por qué hacer una "copia" de una cinta "demasiado buena", pero no desestimó el proyecto.

Finalmente, "se me ocurrió algo totalmente diferente. Cambié los personajes, los situé en mundos diferentes y le di mi visión personal". Medem quiere llegar a los espectadores por "la vía directa, la emocional".

Una noche del verano de 2008. Una habitación de hotel en Roma. Dos mujeres distintas, con vidas opuestas. Ambas tienen cosas que ocultar, y aunque intentan camuflarse, acaban desnudándose.

El director de 'Lucía y el sexo' ha explicado cómo el inicio del filme explota el contacto físico. Habrá una gran carga sexual que va a intentar reflejar a través de unas lentes especiales. "Se trata de que el espectador vea lo que cada una de ellas está viendo y así transmitir sus emociones", cuenta. Sin embargo, la relación se tornará cada vez más profunda conforme pasan los minutos.

'Room in Rome' se rodará en inglés porque es el idioma en el que una española y una rusa "se sentirían más cómodas". Medem comentó que ha intentado que los diálogos fueran lo más directos y sencillos posibles, "dejar claro que es la segunda lengua de las protagonistas".

Elena Anaya, que ya trabajó con Julio Medem en 'Lucía y el sexo', dará vida a Alba, una ingeniera española que se encuentra en Roma por motivos laborales. El personaje que interpreta es una homosexual con pareja (Najwa Nimri) y dos hijos.

Medem le ofreció a la actriz española el papel, incluso antes de haber realizado el guión, y ésta se enamoró. Elena, que tiene prohibido ver el filme 'En la cama' hasta que finalice el rodaje, confiesa que este personaje "es el más difícil y el más bonito" al que se ha enfrentado hasta el momento.

La elección de Natasha Yarovenko fue más complicada. Medem, en compañía de Álvaro Longoria y Elena Anaya, viajó hasta en tres ocasiones a Moscú en busca de "la rusa perfecta para el papel". Finalmente encontró a Natasha.

La actriz rusa, conocida más recientemente por su papel en la serie de televisión 'La Lola', ha manifestado su emoción por participar en este proyecto y ha definido a su personaje (una mujer que está a punto de casarse con su profesor) como "complejo y muy profundo".

4 comentarios:

sol dijo...

fue un fracaso caotica ana? ahora me entero, porque a mi me encanto, sobretodo el mensaje de la historia....mas sensibilidad y menos critica

Chema dijo...

A mi Julio Medem me encanta pero reconozoco que caotica Ana me sumió en un caotico sopor que hizo que me durmiera a los 50 minutos... volvera Julio por los pasos de Lucia y el sexo o de Los amantes del circulo Polar... o mejor por el de La ardilla Roja?????????

Sr.Cine dijo...

Caótica Ana fue un fracaso de crítica y público, lo cual no quiere decir que la película pudiera gustar.

A mi, personalmente, no me gustó, y eso que soy fan de Medem. De las que comenta Chema me quedo con Los amantes y La ardilla antes que Lucía.

Y Tierra me encanta.

Anónimo dijo...

Lo que sea o no Caótica Ana está dentro de cada espectador y dentro de Medem. Lo que quieras encontrar, está, lo que desees no encontrar, lo olvidas.
¿Cuantos espectadores? ¿Y cuantos de ellos con palomitas de maiz? ya, pero
¿cuantos volaron? Eso no esta en la crítica, ni en vuestros blogs.
Como suele ocurrir en estos casos, no hay unidades de medida, a pesar de lo mucho que se empeñe el científico.
Medem es único. Ni el mejor ni el peor, aunque el sopor bien se pasa con un café, es más fácil de lo que se cree, por que no duerme, despierta, pero primero debes estar soñando.
Gracias Medem, por ayudarnos a ver que hay otra forma de enfocar la realidad y luego filmarla.
Gracias por las vidas que me has dado y las viejas que me has quitado.