viernes, 20 de febrero de 2009

EL LECTOR


Una vez vista El Lector me reafirmo en que este año la carrera por el Oscar está muy devaluada. No entiendo por qué motivo películas que no pasan de correctas consiguen tantos premios y/o nominaciones.

El Lector sigue la línea del Stephen Daldry de Las Horas. A mi aquella película no me convenció y esta tampoco. La encuentro muy fría y con algunas cosas del argumento que me parecen pilladas por los pelos. Tampoco creo que en pantalla se muestre o se explique de manera efectiva el enamoramiento entre la mujer madura que interpreta Kate Winslet y el chico que descubre el primer amor y el sexo.

Otros detalles del argumento no serán desvelados por mí. Solo comentar que la película muestra hasta que punto la ignorancia puede sentirse como una culpa inconsolable o como de esa misma ignorancia algunos saben sacar provecho en determinadas situaciones.

Es una de esas películas que se hacen pensando en el Oscar pero, francamente, no me emociona nada de ella, salvo la parte final, media hora de las dos que dura; tampoco Winslet me conmueve como en otros trabajos, sin ir más lejos en Revolutionary Road está mucho mejor. Y a pesar de su factura me deja un regusto a telefilme poco habilidoso.

De manera que, visto lo visto, me da igual quien gane el Oscar y creo que la película que más se lo merece es Benjamin Button, maquillaje que por cierto está a años luz del de El Lector.


No hay comentarios: