martes, 24 de febrero de 2009

Oscar 2009: el análisls


Se cumplieron los pronósticos y las apuestas y Slumdog Millionaire fue la gran triunfadora de una noche en la que Penélope Cruz obtuvo en forma de dorada estatuilla el reconocimiento de Hollywwod.

Como ella dijo, no podía soñar, allá en Alcobendas, que un día no sería espectadora sino protagonista de la noche más famosa del cine. Un bonito sueño y un ejemplo a seguir por todos aquellos que sueñan con el éxito. El esfuerzo obtiene su recompensa y no cabe duda que Penélope se lo ha ganado, no solo en Hollywood, también en nuestro país. Un discurso emotivo y sincero, un vestido precioso, y una actriz que sigue mostrando su humildad. Como decíamos, no es su mejor trabajo, ni su mejor película, pero es un premio merecido.

Slumdog Millionaire creo sinceramente que no pasará a la historia del cine ni mucho menos. Su supuesta modernidad, estimable, no es tan novedosa y, como en el caso de Cruz, creo que no es ni la mejor peli de Danny Boyle ni está entre las mejores. Su triunfo es incontestable así como la derrota de Benjamin Button, que no merecía tanto castigo.

Mickey Rourke se queda compuesto y sin premio. El reconocimiento de sus compañeros por su regreso estuvo en la nominación pero Sean Penn y su personaje merecían reconocimiento para una peli tan floja como Milk. Me repito: no es el mejor trabajo de Penn pero siempre aporta su calidad. Como tampoco el de Kate Winslet, mucho mejor en Revolutionay Road.

Las comparaciones son odiosas. Viendo la gala de ayer y recordando los Goya uno siente un poco de vergüenza. El espectáculo es algo que los americanos saben hacer como nadie y se demostró. Los que vieron la gala entera dicen que fue dinámica. Un servidor vio el resumen y no puede más que rendirse ante el talento inmenso de Hugh Jackman (impresionante el número musical inicial con las pelis nominadas, el baile enlazando temas del cine musical con Beyoncé), de la pareja Steve Martin-Tina Fey o de la elegancia de esas presentaciones conjuntas de los nominados.

Hollywood a lo mejor no es la fábrica de sueños pero a veces consigue que nos lo creamos.



1 comentario:

FunSpot dijo...

IMPRESIONANTE el numero inicial de Jackman (y la Hathaway mas mona que nunca)... El dia que sepamos hacer estas cosas en España, otro gallo cantará...

Y lo peor es que si sabriamos hacerlo... Solo que no nos gastamos los dineros como debemos.