lunes, 2 de marzo de 2009

Ha muerto Pepe Rubianes


La sonrisa de Pepe Rubianes se ha apagado. El actor y director teatral falleció ayer por la mañana en su domicilio barcelonés a los 61 años, víctima del cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace menos de un año. El entierro se ha realizado hoy, a las 13.30 horas, en el tanatorio de Sancho de Ávila, en la más estricta intimidad, según deseo de la familia.

Enamorado de la vida y de África, donde pasaba largas temporadas, el genial monologuista tuvo que interrumpir en abril su último espectáculo, La sonrisa etíope, para tratarse de la enfermedad. "Me he traído unas bailarinas de Adís Abeba para no estar solo en el escenario; así podré escaparme al camerino a fumar un pitillo mientras ellas danzan", bromeaba el actor al presentar, en enero del 2008, un show que llenó de risas y aplausos el Teatre Capitol durante sus 83 funciones.
El humorista llevaba África en el corazón desde que en los 80 descubriera sus paisajes humanos y la "sonrisa maravillosa" de sus gentes. "Me sorprendió mucho que un pueblo como el etíope, con todo lo mal que lo ha pasado, sonría de ese modo", contaba el viajero Rubianes, que convirtió sus aventuras africanas en anecdotario escénico, al tiempo que tomaba conciencia social: "El 80% de la humanidad tiene problemas de verdad; vive en la miseria, mientras que nuestras preocupaciones son la calefacción y la lavadora".

Nacido en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) en 1947 y afincado desde los 5 años en Catalunya, el actor "galaico-catalán", como él se definía, logró sus primeros éxitos de la mano de Dagoll Dagom (No hablaré en clase y Antaviana) y Els Joglars (Operació Ubú). Antes, en 1970, trabajó de figurante en una producción de Un enemigo del pueblo en la que pronunciaba, para desdicha de su siempre desatada labia, una sola palabra --"estúpido"--, dirigida al protagonista, Fernando Fernán Gómez.

Fue en 1981 cuando decidió dar rienda suelta a su proverbial lengua subiéndose solo a los escenarios, con la ayuda de su representante y productor, Toni Coll. Pay-Pay, ÑO, Sin palabras, En resumidas cuentas, Por el amor de Dios, SSSCUM!, Rubianes: 15 años y el incombustible Rubianes, solamente le consagraron como monologuista de lengua afilada, divertida, gamberra y libre. Además, en 1995, saltó a la tele para dar vida al choriso Makinavaja y el 2 de marzo de 1999 entró en el libro de los récords al protagonizar en TV-3 L'entrevista del mil.lenni un maratoniano mano a mano de ¡nueve horas! entre el actor y el periodista Toni Soler. "En la última media hora notaba que me liaba, que me perdía, que se me iba el santo al cielo", declaró.
Maestro del humor acerado e irreverente, en el 2006 Rubianes se puso serio para dirigir Lorca eran todos, un montaje sobre los últimos meses del poeta granadino. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, vetó la obra en el Teatro Español de la capital por unos insultos del artista en el programa de TV-3 El club que iban destinados, según precisó días después, a esa "España negra, cavernícola, reaccionaria, casposa y fascista que ha encontrado como divertimento agredir a Catalunya...".

raíz de aquellas palabras, Rubianes afrontó una querella por ultrajes a España, que estaba pendiente de juicio. "Sería una pena que nos quedáramos con esas últimas declaraciones, porque son solo una anécdota en su vida. Todos pensamos igual que Pepe, pero el único que se atrevió a decirlo fue él", declaró ayer en el tanatorio de Sancho de Ávila su amigo Andreu Buenafuente.
Los teatros de Barcelona tuvieron ayer un sentido recuerdo para el estimado actor, a quien dedicaron sus sesiones vespertinas. Entre ellas, la del musical Monthy Python's Spamalot, en el que aparece la voz en off de Rubianes en el papel de Dios. Un Dios chistoso, a imagen y semejanza de un actor irrepetible que hizo de su segundo apellido --Alegret-- su filosofía de vida.


2 comentarios:

chema dijo...

Descanse en paz

Isaac R. dijo...

Para quien quiera recordar al grandísimo pepe os dejo un recopilatorio de tv3:

http://www.tv3.cat/ptv3/tv3TotsVideos.jsp?idint=47246

Yo estoy viendo L'entrevista del Mil·lenni y creo que sobran las palabras.